Views:
17

A los 18 años Solsona (Santiago de Compostela, 1989) defendía los colores del CB Lucentum. Fue solo una temporada y no sabía entonces que su destino sería lucentino de nuevo, aunque con el sello de la Fundación Lucentum. En aquel entonces, Solsona llegaba a Alicante para jugar en el segundo equipo procedente de la cantera del Joventut. Conocía bien la tierra, pues pese a haber nacido en Galicia su vida está marcada por el Este de la península ibérica.

Tras el Lucentum, Solsona partió a Menorca y con ellos tuvo la fortuna de poder contar que debutó en ACB. Apenas 45 segundos pusieron la guinda a una temporada de aprendizaje. Su trasiego baloncestístico le unió a Murcia equipo que le formó en categorías inferiores. Y con ellos tuvo sus primeros minutos en LEB Oro. Pasos al frente en un alero de 198 cm que ha desarrollado el grueso de su carrera en Liga EBA, no obstante.

En las últimas tres temporadas Solsona ha crecido como jugador: ha sumado casi 21 puntos de media en cada una de ellas. Y en la 2015/16, con Servigroup Benidorm, consiguió que los focos apuntasen en su dirección gracias a sus 24.3 puntos de valoración por partido en 21 encuentros disputados.

Paco Solsona es la primera pieza del juego exterior de la Fundación Lucentum. Club y jugador han firmado un contrato por un año. Esta es la oportunidad que demandaba Solsona y el jugador admite «estar con ganas, dispuesto a formar piña y trabajar sin descanso para ser mejor y hacer mejores a sus compañeros».

infografia solsona

Habla el técnico Zapata sobre Solsona

Para el entrenador de la Fundación Lucentum Miguel Ángel Zapata, «Solsona es un jugador que nos va a dar la veteranía de quien ha estado en dinámica de equipos por encima de LEB Plata pero también las ganas de quien lleva años demostrando en EBA que está preparado para dar el salto».

Zapata considera que Solsona es un jugador cuya «principal arma» se encuentra «en el tiro exterior», ya que sabe siempre sacar ventajas, pero en la faceta defensiva se muestra como «un jugador inteligente, lo que le hace corregir desequilibrios frente a atacantes más rápidos que él».

Amenaza exterior, suma en el rebote, inteligencia y ganas son los adjetivos que definen a Solsona según Zapata

El preparador cree que Solsona será «un jugador importante dentro de la plantilla, que irá de menos a más, aportará regularidad ofensiva y sumará en la lucha por el rebote«. «Espero que su adaptación a la categoría se realice lo más rápidamente posible, pero no dudo que desde el primer momento trabajará la cohesión del vestuario y sumará tanto dentro como fuera de las pistas», concluye Zapata.

Paco-Solsona-UMH (3)

La opinión de Médicis

El Vicepresidente Deportivo Miguel Médicis también se ha pronunciado sobre el fichaje de Paco Solsona: «Lleva varias temporadas demostrando que la Liga EBA se le queda pequeña«. Para Médicis, «Solsona tiene la oportunidad de demostrar que puede ser un jugador importante en LEB Plata».

Para Médicis el momento de Solsona es este: la EBA queda atrás, ahora solo cabe saltar al campo y mostrar de lo que es capaz defendiendo los colores de la FLBA

El directivo define a Solsona como «un tirador letal, rápido en la ejecución, con instinto para el rebote y provisto de un carácter ganador«. Asegura Médicis que «a Solsona no le va a poder la presión de jugar en la Fundación Lucentum» puesto que «lleva años buscando este reto y no lo va a desaprovechar».

Paco-Solsona-UMH (1)

¿Quién es Paco Solsona?

«La Fundación Lucentum es el mejor equipo de la provincia de Alicante, la ciudad en la que he vivido casi siempre», cuenta Solsona. «Me siento alicantino de adopción, a los 18 ya estuve aquí y guardo buenos recuerdos, he visto al primer equipo ganar muchas veces desde la grada y ahora quiero sentirlo desde dentro«, explica. Para el alero, «la LEB Plata es una categoría muy interesante, competida hasta el fin, con jugadores con hambre y ganas de progresar».

Recuerda Solsona sus inicios con el balón naranja: «a los 6 años empecé a jugar a Baloncesto en la canasta que tenía en la casa de campo y a los 7 me apuntaron a baloncesto en el colegio Santo Domingo de Orihuela». Se reconoce fan de Juan Carlos Navarro: «Siempre me ha gustado por el don que tiene para jugar a este deporte». Aunque de la ACB actual se queda con el madridista Carroll: «Me parece impresionante lo incisivo que es en ataque y la capacidad que posee de anotar en tantas situaciones».

A los 6 años tuvo contacto con el balón en los juegos escolares. Así inició una carrera que le ha llevado a recorrer clubs como Joventut, Menorca, Murcia y Lucentum. Un gallego afincado en Alicante que sueña con la línea del 6,75.

En la nueva temporada que apenas despunta, Solsona se propone «seguir creciendo y mejorando como cada año, ser importante dentro del equipo y ayudar al club a cumplir sus objetivos». Este curso baloncestístico la motivación crece: «Tengo un plus de motivación, sumo nueva liga y Lucentum, no puedo pedir más«. El alero recuerda que «jugué con 18 años en esta ciudad, en un club que siempre me ha producido buenas vibraciones por la afición apasionada que tiene, un club que transmite la sensación de club grande y que está en la obligación de recuperar el lugar deportivo que la ciudad merece«.

En este reto, considera Solsona que puede aportar especialmente anotación, pero también «generar juego» para sus compañeros. «Puedo ayudar dentro del vestuario, me gusta que el grupo esté siempre unido, que haya buen rollo pues eso se transmite luego en la pista, sin cohesión interna no pueden alcanzarse éxitos deportivos«, dice, «el trabajo adecuado y las buenas dinámicas se consiguen gracias a la unión del equipo».

La unión del vestuario es la clave que marca Paco Solsona para alcanzar el éxito deportivo… y el trabajo constante

«Me tomo muy en serio el baloncesto e intento hacerlo lo mejor posible en la cancha: a lo largo de la temporada cada entrenamiento cuenta, desde luego también los partidos; pero como se trabaja se juega», explica Solsona. «Técnicamente me considero un jugador completo, pero qué voy a decir yo», cuenta, «ha de ser el entrenador quien valore mi trabajo y el público quien juzgue mi implicación». Sobre Zapata, reconoce no haber hablado todavía con el técnico pero asegura que pronto tendrán la oportunidad de conocerse.

De la temporada pasada con Servigroup Benidorm, rescata el partido ante Básket Almassera al que hicieron frente con solo siete jugadores: «Era invierno, hacía mucho frío en Almassera, y el suelo era de goma, resbaladizo con lo que la pista tampoco ayudaba. Almassera colideraba con Gandia que finalmente consiguió el ascenso a Plata. En Benidorm habíamos empezado la liga con mala suerte, perdiendo demasiados partidos con marcadores bajos, necesitábamos ganar como fuese y solo teníamos siete fichas para hacer frente a ese partido. Lo cierto es que fuimos capaces, ganamos de 22. Conseguí 36 puntos aquel día pero es lo de menos, el trabajo del grupo fue lo esencial y lo que vale la pena destacar».

Trayectoria deportiva de Paco Solsona

Comparte en las redes:

Comentarios

0