Views:
15

Miguel Ángel Zapata (Granada, 1980) defiende el juego colectivo sobre cualquier individualismo. Confiesa no fijarse en ningún preparador en particular, ya que “cualquier entrenador que te haga pensar y trabajar sobre cosas nuevas puede ayudarte a mejorar más allá de la categoría o el club que entrene”. Y los padres les pide que “utilicen el baloncesto como una herramienta capaz de mejorar la educación de sus hijos, tanto en valores como a nivel deportivo y personal”.

Comenzó su andadura en los banquillos en el C.B. Las Gavias, un conjunto granadino que le permitió dar el salto al C.B. Granada. En 2007 pasó a trabajar como entrenador ayudante del exlucentino Trifón Poch. En 2011, Poch fue cesado. Curro Segura le siguió en el cargo pero no finalizó la temporada. Así, Zapata asumió las riendas del primer equipo granadino en las últimas jornadas de ACB, y continuó en el cargo en LEB Oro.

En la temporada 2012/13 el C.B. Lucentum S.A.D. le integró en el cuerpo técnico de su equipo. Junto a Rubén Perelló, colaboró en el ascenso truncado a ACB; los problemas económicos arrastraron al Lucentum hasta la Primera Nacional. Zapata hizo entonces las maletas y se marchó a Teherán, la capital de Irán. Como entrenador ayudante de Afra Khalij, ha aumentado su bagaje deportivo en una competición diferente a la europea. Ahora, pone de nuevo rumbo a Alicante para hacerse cargo del Sénior B –que milita en Primera Nacional– y del Cadete A –que juega este verano la Fase de Ascenso de Pretemporada (FAP) para obtener una plaza en Nivel 1–.

“Me considero un entrenador formativo, tanto dentro como fuera de la pista”, explica Zapata. Unos valores que persigue la Fundación Lucentum. El Coordinador de la Base FLBA Óscar Retortillo le define como “un entrenador capaz de sacar lo mejor de cada jugador y equipo” y asegura que “es un lujo contar con él en nuestra Base”. Miguel Médicis, Vicepresidente Deportivo, apunta que “pese a su edad, Miguel Ángel Zapata tiene amplia experiencia en categorías FEB y un evidiable currículo”, y confía en que “aporte calidad y profesionalidad a la estructura de la Fundación Lucentum” en un espacio tan importante como la cantera.

Como objetivo principal de la temporada, Miguel Ángel quiere “preparar a los cadetes para dar el salto al junior sobre todo fijando conceptos tácticos”. Mejorar la técnica individual en categorías de formación y asentar un juego rápido y polivalente es la premisa del granadino con sus equipos. Por ello espera trabajar con el equipo de Primera Nacional para solventar a corto plazo las necesidades del equipo de LEB Plata. Zapata entiende que solo desde la formación integral se puede aportar continuidad en las diferentes etapas deportivas de un jugador, con la ilusión de conseguir que alcancen el primer equipo de la FLBA.

 

La fotografía de portada es obra de Carla Cortés.

Comparte en las redes:

Comentarios

0