Views:
1

Alicante, a 10 de marzo de 2018.- A cuentagotas, pero sin margen de error. Así llega cada jornada para el HLA Alicante. Son siete escollos para un sueño y la prohibición de perder que enciende las luces de neón con el logo de ‘final’. La próxima llega este sábado, a las 20 horas, en la pista del Torrons Vicens L’Hospitalet. Un fortín que sólo ha sido expugnado tres veces esta temporada (allí ganaron Ávila, Granada y Navarra), por lo que deja a las claras la dificultad de un envite trascendental para seguir ostentando el liderato de la LEB Plata. Con el añadido que el equipo alicantino sabrá, a lo largo de su partido, cómo han quedado sus rivales directos, puesto que Granada (que recibe a Albacete) y La Roda (que visita a Plasencia) juegan este sábado a las 18.30.

El conjunto catalán jugará en casa por segunda jornada consecutiva, ya que la pasada semana se impuso por 79-69 a Plasencia. En ese partido, Edgar San Epifanio (hijo del mítico Epi) anotó 23 puntos y el americano Devin Schmidt hizo 20. Ambos, junto a Iván García (máximo anotador del conjunto barcelonés esta campaña) y el exlucentino Johan Kody, son cuatro de los pilares en los que se sustenta la escuadra que entrena Jorge Tarragona. Además, pueden presumir de ser uno de los tres equipos que han salido victoriosos del Pedro Ferrándiz, ya que en la primera vuelta vencieron por 63-68. En el Lucentum viajan todos los jugadores disponibles.

DAVID VARELA

El entrenador del HLA Alicante, David Varela, se aplica la táctica del Cholo Simeone de ir partido a partido, pero catalogándolos siempre como “siete finales” para todos los que están peleando por ocupar la primera posición de la clasificación. “Afrontamos este encuentro como un partido vital para nosotros si queremos seguir manteniéndonos arriba y somos conscientes de ello”, declara.

El técnico sabe de la peligrosidad de Torrons Vicens L’Hospitalet y recuerda que ya vencieron en Alicante. “Aquí nos ganaron bien”, destaca el madrileño quien apunta que el cuadro barcelonés tiene una plantilla “muy larga” con 11 jugadores “de nivel”. Para poder ganar allí van a  necesitar, según Varela, “un nivel de concentración alto, un nivel de acierto bueno e intentar hacer las bien las cosas que hemos preparado. Ellos saben que todos tienen un rol importante en el equipo. Destacan Devin Schmitd o Epi, pero también nos preocupa el juego interior con Kody o situaciones de tiro con Iván García”, señala.

Si hay algo de lo que el preparador lucentino no tiene duda es del grado de compromiso de sus jugadores, que son sabedores de lo que tienen entre manos en este tramo final de temporada. “No podemos tener duda de los chicos porque sabemos lo que nos jugamos. Confío plenamente en ellos”, indica.

Comparte en las redes:

Comentarios

0