Views:
99

Dicen que el baloncesto es el deporte de la euforia por aquello de que todo puede cambiar en décimas de segundo. Cierto. Pero claro, si un equipo experimenta esa euforia, significa que hay otro que se ha llevado la peor parte. Eso fue lo que le ocurrió al cuadro entrenado por Jose Sánchez.

El choque arrancó fiel a lo que Sonia Bordera indicaba en la previa. Las ganas de demostrar el nivel que atesoran las jugadoras tras el pinchazo de Cartagena quedaron patentes bien pronto. Vero Amador paseaba su clase con 8 puntos en los primeros cinco minutos y el parcial inicial se fue hasta el 11-4. En Adesavi era Judit Farrando la que mantenía a su equipo en el partido. Pero la Fundación Lucentum tenía hambre. Así lo reflejaba el 17-8 al término del primer asalto.

FB_IMG_1571058622766

La amenaza de romper el partido estaba ahí. Los 10-11 puntos de ventaja eran una constante. Pero en unos minutos dominados por el desacierto general, terminó por ocurrir lo contrario. Adesavi recortó la diferencia hasta los siete puntos al paso por vestuarios. 26-19.

Y esa dinámica continuó en la reanudación. El vendaval sanvicentero hizo trizas el trabajo de la FLBA en la primera parte y con un parcial de 0-11 igualó la contienda. Una racha que llegó a estirarse hasta un 4-18 que otorgó a las visitantes su primera ventaja en el marcador. Las de Jose Sánchez, negadas en el plano ofensivo, no las veían venir. No obstante, un par de tiros libres de Clara Ferrándiz que, como Vanesa Obasogie, debutaba tras superar sus problemas físicos, dejaron el marcador en 35-33 a falta del último cuarto.

FB_IMG_1571059332277

Vaya batalla fue aquello. Nadie escatimaba en esfuerzo ni agresividad. Los puntos de Vero Amador y el trabajo de Noelia Sánchez bajo tableros tiraban de las nuestras. Adesavi se sustentaba de las acciones de Farrando y Andrea Manzaneque. Todo apuntaba a un final de esos que enganchan aunque no te guste el baloncesto.

Así fue. La primera canasta del partido de María Sobrino a pase de Vero Amador puso uno arriba a la FLBA a falta de 1.9 segundos. Y entonces ocurrió. En un despiste defensivo de difícil explicación, el balón colgado por Adesavi desde la banda cayó en manos de Lade Adepoju en una posición muy favorable para anotar. Tanto que, a pesar de que el golpe de la falta que recibió se oyó en Perú, Adepoju la metió. Euforia por un lado, incredulidad por otro. Seis décimas para el final. 50-52.

La de Adesavi anotó inexplicablemente el tiro libre adicional, dando opción a las lucentinas de buscar una canasta sacando desde campo contrario. Sin embargo, el forzado triple de Vero Amador no encontró premio y el Hotel Maya FLBA sumó su segunda derrota ajustada en dos partidos.

FICHA TÉCNICA

50 Hotel Maya FLBA (17+9+9+15): Àngela Mataix (4), Vero Amador (16), Sonia Bordera (2), Noelia Sánchez (8), María Sobrino (2) -cinco inicial- Laura Gil (9), Adriel Sánchez (3), Alba Sarriás (0), Clara Ferrándiz (3), Vanesa Obasogie (0) y María Seva (3).

52 Adesavi (8+11+14+19): Alba Pastor (7), Laura Salort (5), Cristina Aguilera (0), Judit Farrando (17), Andrea Manzaneque (10) -cinco inicial- Lade Adepoju (11), Marina García (1), Andrea Ponce (0), Irene Segarra (1) e Isabel Tejerina.

Fotografía de cabecera por Juanma Aliaga.

Comparte en las redes:

Comentarios

0