Alicante, a 27 de septiembre de 2018.- Han pasado 116 días desde que la luz se apagó en el Pedro Ferrándiz. Aquel fatídico 5 de junio se cortocircuitaron las ilusiones de 4.500 almas. Este viernes, en ese mismo escenario, y ya con luces y taquígrafos a punto, algo renace en Alicante. A las 20.45 horas volverá la ilusión y a rodar el balón por el parqué lucentino. Será en la presentación del HLA Alicante, que tendrá como rival invitado a todo un LEB Oro como el TAU Castelló.

Los jugadores serán presentados uno por uno para darse a conocer ante su afición. Ocho caras nuevas (Vladimir Nemcok, Kike Garrido, Chumi Ortega, Devin Schmidt, Nacho Díez, Georvys Elías, Cheick Conde y Álex Galán) y tres jugadores que repiten del pasado ejercicio (Nacho Díaz, Kingsley Obiekwe y Boubacar Sidibe) serán los hombres que dirigirá Pedro Rivero en su primera andadura en los banquillos tras colgar las botas la pasada campaña.

El entrenador segoviano, que estará bien secundado por los ‘Albertos’ (Antuña y Carrillo), tiene ante sí el reto que se le escapó como jugador, pero para que eso ocurra habrá que afrontar una larga temporada debido al cambio de formato (dos grupos, dos fases, tres ascensos…).

Rivero, mientras tanto, está preparando a los suyos para llegar en las mejores condiciones posibles al inicio de campeonato el próximo viernes 5 de octubre, frente al Bàsquet Girona, en casa. “Estamos bastante bien respecto a ritmo. Los jugadores se están adaptando perfectamente. Estamos en el tramo final de pretemporada y se nota más esa chispa. Llegamos con muchas ganas a este partido”, argumenta el coach del Lucentum.

El exbase lucentino considera que sus hombres arriban al choque de presentación  “físicamente muy bien”, apela Rivero, quien cree que tácticamente llegan “un pelín más retrasados” de lo que le gustaría. “No por nada en especial sino por la incorporación más tardía de Conde y Sidibe y por las molestias que ha tenido Kike Garrido, nos hizo ir un poco más lentos, pero estamos contentos con lo que llevamos”, añade.

TAU Castelló es un adversario de nivel para el HLA Alicante, ya que es uno de los equipos punteros de LEB Oro, y el técnico de los alicantinos opina que servirá como un buen test. “Nos puede servir seguro pero no son de nuestra Liga ni son nuestras condiciones. Nos servirá para ver cosas tácticas y físicas, pero no es comparable con lo que nos vamos a encontrar”.

Con la mente puesta en Girona, el envite ante el plantel castellonense dejará trazos de lo que se podrá ver en el estreno liguero. “Se llevan viendo cosas toda la pretemporada. Mañana no queremos destapar todo lo que vamos a ver después, pero sí conceptos claros de lo que es el equipo”, asegura Rivero, quien contará con toda su plantilla, incluido Kike Garrido, que debutará en el Pedro Ferrándiz tras varias semanas lesionado en el gemelo.

Comparte en las redes:

Comentarios

0