Views:
150

Alicante, a 30 de noviembre de 2018.- Tic-tac. El HLA Alicante ya cuenta las horas, minutos y segundos que restan para poner rumbo a Almansa, donde y contra quien disputará este sábado uno de los partidos más importantes de lo que llevamos de temporada. Asentado en la parte alta de la clasificación, compartiendo coliderato con Real Murcia y Villarrobledo, el equipo lucentino espera lograr una victoria que, con el nuevo formato de la Liga  LEB Plata, tenga más importancia si cabe de cara a la fase de ascenso.

Para ello, Pedro Rivero podrá disponer de todo su plantel, con la única excepción de Boubacar Sidibe, que fue intervenido con éxito en la jornada de este jueves tras los problemas que sufrió con el menisco de su rodilla derecha. Aun así, el técnico de la entidad alicantina reconoce que con la presencia de todos no bastará, porque “Almansa está en una muy buena dinámica y cuenta con un entrenador -Rubén Perelló- que prepara muy bien los partidos”.

De este modo, insiste en la importancia de mantener las líneas unidas y mostrar una solidez física equiparable a la del equipo rival: “El Afanion CB Almansa es un conjunto que, sobre todo, en casa es muy difícil de derrotar, porque imponen un nivel físico muy alto y, junto a sus aficionados, crean un ambiente difícil para los visitantes. Pero nosotros tenemos que seguir lo que hemos trabajado a lo largo de la semana y ser inteligentes”.

Así pues, a las puertas de disputar uno de los partidos más importantes de lo que llevamos de temporada, Pedro Rivero reconoce estar seguro que gran parte de la afición lucentina volverá a estar al lado del equipo: “Como sucediera en el partido contra la Roda, cuando están allí los sentiremos muy cerca y harán que estemos más cómodos. Son fundamentales”. Por ello, anima a que les ayudan a lograr la octava victoria de la temporada.

Comparte en las redes:

Comentarios

0