Alicante, a 29 de septiembre de 2018.- La pinta es el nombre con el que se designaba a la señal/raya que tienen los naipes de la baraja española en sus extremos y que, sin tener que descubrirlos por entero, uno puede saber de qué palo es la carta (oros, copas, espadas o bastos) y, por lo tanto, saber por la pinta si tienes una buena o mala mano. En el caso del HLA Alicante esa sensación es excelente. Se presentó ante su afición ante el TAU Castelló de LEB Oro y sumó su quinto triunfo de los seis partidos que ha disputado en pretemporada (86-78). Pero esto sólo fue una mano sin nada en juego. Cuando sí lo habrá será el próximo viernes, 5 de octubre, frente al Bàsquet Girona, en casa. Ahí sí conviene tener la mejor pinta.

El primer cuarto comenzó muy bien para los de Pedro Rivero con Kike Garrido que debutó con la elástica lucentina y dio velocidad al juego de su equipo (7-0, m.2). Reaccionó el cinco de Toni Ten de la mano de Williams y Juan García se colocó a tres puntos en tan sólo un minuto (7-4). En esas rentas se movieron ambos equipos, pero siempre con los alicantinos por delante hasta el cierre del acto inicial (21-20).

Nada más arrancar el segundo periodo, los castellonenses cogieron la delantera en el electrónico bien comandados por Marcos Portález, que hizo mucho daño cerca del aro con seis puntos casi de manera consecutiva (22-23, m.11). Fue a partir de ahí cuando la alternancia en el marcador fue la tónica predominante del choque. A los de Alicante les costó más anotar, ya que su rival subió la intensidad defensiva y negó los bloqueos directos de los locales. Un parcial de 0-5 (de 39-40 en el minuto 19 al 39-45 del 20) que obligó a Rivero a reclamar tiempo muerto, pero de nada sirvió porque el marcador no se movería hasta el bocinazo final que mandó a los equipos a la caseta (39-45).

A pesar de que la vuelta de los vestuarios parecía tener la misma ‘pinta’ que el cierre del segundo capítulo de partido, todo cambió cuando Kingsley Obiekwe cogió la directa. Trece puntos consecutivos del de Torrejón de Ardoz dio la vuelta al resultado y devolvió la iniciativa a los del Pedro Ferrándiz (53-52, m.26 con un parcial de 9-0). Siguió la estela anotadora Devin Schmidt, quien con siete puntos seguidos devolvió el +10 al HLA Alicante (65-55, m.30).

Llegó a tener el Lucentum una máxima de doce puntos (70-58, m.34), pero un parcial de 4-10 de los de Castellón, bien comandados por Juan García, les volvió a meter en el partido (74-68, m.37). A pesar de que los locales volvieron a tener diez puntos de diferencia (80-70), dos triples consecutivos del alicantino Javi Lucas puso emoción al choque (82-78 a falta de 40 segundos para el final). Pero los lucentinos estuvieron certeros en los últimos ataques y defendieron bien los rápidos ataques de su oponente, que no pudo voltear el marcador y acabó cayendo en Alicante. Ahora toca mantener la buena pinta ante Girona. Hay buenas cartas sobre el tapete.

 

HLA ALICANTE (21+18+26+21): Garrido (7), Kingsley (17), Conde (13),Schmidt (17) y Galán (12) –cinco inicial- Sidibe (4), Nemcok (6), Ortega (5), Seguí (0), Díez (0), Elías (2) y Díaz (3).

TAU CASTELLÓ (20+25+26+22): Williams (8), Sabonis (12), Chema García (2), Potález (6) y Juan García (16) –cinco inicial- Faner (9), Washburn (12), Sabaté (3), Lucas (14) y Kinoshita (0).

ÁRBITROS: Arenas, Vidal y Ruiz. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Partido de presentación del HLA Alicante disputado en el pabellón Pedro Ferrándiz ante 1.000 espectadores.

 

 

 

Foto: José Fco. Martínez

Comparte en las redes:

Comentarios

0