Views:
371

Alicante, 6 de marzo de 2019.- La Fundación Lucentum sigue progresando y ofreciendo cada vez más oportunidades a sus jugadores más jóvenes. Poseedora de una cantera de primer nivel, la entidad alicantina está viviendo una temporada de ensueño con su primer equipo, líder de la fase de ascenso a LEB Oro, su senior femenino ‘A’, aspirante a las dos primeras posiciones de la segunda fase, y su senior masculino ‘B’, que está en un estado de forma sensacional.

Clasificado en la segunda posición, a una sola victoria -de dos partidos- de sellar su clasificación directa a la fase de ascenso, el UA Fundación Lucentum, también conocido como conjunto senior masculino ‘B’, afronta este próximo domingo 10 a las 12.00 horas en la cancha de Picanya Bàsquet un partido crucial. Habla sobre ello Cristian Seguí, uno de sus jugadores: “Va a ser un duelo muy difícil, porque ellos también se juegan mucho, pero esperamos seguir en la buena dinámica”.

Es el objetivo de toda la plantilla. Sobre todo porque, ante el enfrentamiento de los rivales Calpe Petraher y Montemar, tercer y cuarto clasificados, este partido les valdrá el pase a la fase de ascenso. “Contamos con el basket average, por lo que el resultado de los rivales nos debe resultar indiferente”, insiste Seguí, que al igual que sus compañeros de equipo se muestra muy motivado para luchar o intentar llegar a la hipotética ‘final four’ de ascenso a EBA.  

Asimismo, reconocido junto a su compañero Saoro Sempere por ser uno de los jugadores de la cantera que entrenan con asiduidad con el primer equipo, incluso llegando a contar con minutos en competición liguera, Cristian Seguí destaca el sobreesfuerzo que realizan para compaginar el trabajo en ambos conjuntos: “No resulta fácil, ya que nos tiramos prácticamente todo el día en la pista. Pero no nos podemos quejar. Todo lo contrario. La experiencia y el aprendizaje es único”.

Por lo tanto, cuando se le pregunta por la ‘fórmula secreta’ para llegar al primer equipo, siempre responde con lo mismo: “A base de trabajo; no hay otra forma de mejorar. Cuando somos pequeños todos dudamos, porque vemos jugar al senior y nos damos cuenta de que están a otro nivel, pero nunca hay que perder la ilusión de llegar. Saoro y yo estamos aprendiendo mucho, pero dentro de un año pueden estar haciéndolo otros. Todo es un progreso”.

De esta forma, Cristian Seguí anima a todos los compañeros de la base del club, desde el más pequeño hasta el mayor de las categorías superiores de la cantera, para que no se rindan, ya que la oportunidad puede llegar en cualquier momento y va a necesitar a gente valiente que quiera trabajar al máximo. De hecho, como él mismo reconoce, todo es cuestión de tiempo y el esfuerzo de todos los jugadores de la base dará sus frutos.

Comparte en las redes:

Comentarios

0