Views:
80

Alicante, 20 de febrero de 2019.- La Fundación Lucentum está más presente que nunca en todos los ámbitos. Gracias a su vinculación deportiva con diferentes escuelas, cada vez son más los colegios de la ciudad que disfrutan de una mañana de iniciación al mundo del minibasket. El último en acercar a sus niños y niñas a esta experiencia fue el Colegio Joaquín Sorolla, que llevó a sus más pequeños al primer contacto con una pelota de baloncesto.

De este modo, los alumnos de primero, segundo, tercero y cuarto de Primaria de los colegios invitados vivieron una fantástica mañana de deporte y diversión. Y, como avanzan los propios organizadores, no será la última, porque ya cuentan las horas que restan para disputar la semana que viene otro triangular en el Colegio Ángel de la Guarda. Porque los valores que infunde el deporte son necesarios en el crecimiento de los más pequeños.

Comparte en las redes:

Comentarios

0