Views:
99

Alicante, a 5 de diciembre de 2018.- El HLA Alicante está a poco más de tres días de descorchar la segunda fase de la temporada. Después de cerrar la primera con un final de infarto desde el liderato -con ocho victorias y tres derrotas-, la plantilla dirigida por Pedro Rivero aspira a demostrar de nuevo su compromiso con el proyecto y, sobre todo, con su afición, que ya demostró en Almansa de lo que es capaz por su club.

De este modo, con el objetivo de reeditar la victoria lograda en la pasada jornada, el equipo ha encendido toda la maquinaria para afrontar con fuerza este mes de diciembre, que se presenta con un total de seis partidos, empezando con el duelo ante el Girona y contando con la final de la Copa LEB Plata. “Tenemos una gran oportunidad para seguir sumando victorias. De hecho, esta próxima sería de las más importantes, porque Girona estará arriba”, explica Chumi Ortega.

Además, tras cerrar la primera vuelta de la competición, aprovecha para hacer balance de lo que han sido estos primeros partidos: “El inicio fue un poco costoso. Éramos muchos jugadores nuevos, inclusive el entrenador, y nos costó un poco adaptarnos. Fue cuestión de tiempo que nos adaptáramos, y ya demostramos en Almansa, entre otros enfrentamientos, que jugamos unidos, en equipo, pasando muchos balones”.

Por ello, consciente de la necesidad de dar la mejor versión del equipo, Ortega no duda en aplaudir el apoyo que están recibiendo por parte de los aficionados: “Nos ayudaron mucho en el último partido, porque saber que siempre hay alguien que te sigue allá donde sea es muy motivador. Girona está mucho más lejos, aunque ya sabemos de lo que son capaces”. Así pues, lanza un mensaje de positividad a la afición, porque “nunca nos vamos a dar por vencidos”.

 

Comparte en las redes:

Comentarios

0