Views:
170

Alicante, 7 de marzo de 2019.- El HLA Alicante disputa este próximo sábado 9 su tercer partido de la fase de ascenso a LEB Oro. Y lo hará a partir de las 17:00 horas en el Pabellón Ángel Nieto de Zamora ante Aquimisa Laboratorios Queso-Zamorano, un rival que afronta esta etapa de la temporada con una victoria frente a Azuqueca y una derrota, después de caer en su cancha frente a Real Murcia hace ahora una semana.

Por lo tanto, líderes de la fase de ascenso junto a HLA Alicante y Villarrobledo, el partido referente a la tercera jornada se presenta clave para ambos conjuntos, ya que el vencedor podría liderar -a expensas del resultado final de los manchegos- en solitario la clasificación global. De este modo, asumiendo la capacidad que han tenido para llegar a la final de la Copa LEB Plata y sumar buenas dinámica, entre la afición lucentina surge la siguiente cuestión: ¿Cómo podemos ganar en Zamora?

La respuesta, además de complicada, vuelve a ser estadística. El equipo dirigido por Saulo Hernández se caracteriza por su alto ritmo anotador, ya que promedian más de 73 puntos por partido. Es, registros en mano, un conjunto ordenado que vuelca en gran parte su juego ofensivo desde el campo exterior, llegando a alcanzar porcentajes cercanos al 40% y aumentado su seguridad de tiro conforme van pasando los minutos.

Asimismo, en lo que a la parcela defensiva se refiere, el Aquimisa Laboratorios Queso-Zamorano es un equipo que junta mucho las líneas de pase y lidera, desde la parte baja, los tableros con jugadores experimentados en las ligas LEB del nivel de Cristopher Iza -dueño de la pintura y comandante de la defensa zamorana-, que promedia casi un tapón y seis robos por encuentro. Representa, sin duda, una de sus mayores armas.

Somogyi y Warren, por su parte, han dado un paso al frente en la faceta ofensiva del equipo, tras la baja causada por Libroia a finales del mes de febrero. Además, los últimos en llegar han supuesto un gran impacto en el devenir del combinado zamorano. Mientras que Robinson está disparando por encima del 40% desde la línea de tres, Ibitayo -ex jugador de Real Murcia- está ayudando a un gran nivel en la faceta anotadora al contar con un efectivo uno contra uno.

Pero, por encima de ellos, el peso del equipo recae en las manos de Sango Niang, que cuenta con un gran físico para jugar de uno y dominar el juego de bloqueo directo, llegando al aro de forma habitual o asistiendo a los compañeros con cierta facilidad. Es el máximo anotador y asistente del equipo, lo que lleva a jugadores como Luke Meikle o Cristopher Iza a jugar muy cómodos y prolongar los bloqueos hacia el aro cuando tienen la oportunidad de avanzar.

Así pues, las figuras de Alejandro Galán y Cheick Conde, mucho más rápidos que Iza, lo que les podría ayudar a atacarle de cara, se perfilan claves para desgastar a un equipo muy poderoso en las facetas del juego. Junto a ello, la defensa sobre Niang, acompañada por el acierto de los tiradores, también se postula como un arma crucial para luchar contra un Aquimisa Laboratorios Queso-Zamorano que aspira con fundamento al ascenso.

Comparte en las redes:

Comentarios

0