Views:
250

Alicante, 19 de marzo de 2019.- El HLA Alicante está preparando el que será uno de los partidos más importantes, a la vez que difíciles, de la temporada. Una vez realizadas con doble victoria las primeras visitas de la fase de ascenso contra equipos asentados en la parte alta como Zornotza o Zamora, el conjunto dirigido por Pedro Rivero luchará este viernes 22 en Navarra por prolongar una dinámica que ya sobrepasa los quince triunfos consecutivos.

Es, sin duda, el registro que demuestra la motivación de una plantilla unida que tiene un objetivo en mente y no dejará de intentarlo hasta final de temporada. De hecho, entre las intimidades del propio vestuario, hay un amplio espacio para uno de los últimos en llegar: Álex Larsson. El pívot natural de Suecia, que firmó con el HLA Alicante el 9 de diciembre de 2018, aún no conoce la derrota con los colores de la entidad lucentina, lo que ha llamado la atención de sus compañeros.

Así lo reconoce el propio Larsson cuando se le pregunta por ello: “En la plantilla me llaman de forma cariñosa ‘el talismán’, y espero que puedan seguir haciéndolo durante mucho tiempo. Ojalá hasta el final de temporada, ya que significaría que habríamos terminado la fase de ascenso como líderes de la clasificación. Pero esto no es más que una mera anécdota, por lo que no le doy mucha importancia. Me quedo con la dinámica de todo el equipo”.

Además, hilando con la racha de quince victorias consecutivas, el jugador natural de Suecia destaca -por encima de todo- el trabajo y esfuerzo que están realizando en los entrenamientos como clave para comprender lo que están viviendo dentro de las pistas. “La exigencia que nos imponemos nosotros mismos cada día, junto a la preparación táctica de los entrenadores, nos permite estar en alerta en todo momento para evitar cualquier tipo de relajación”, explica Álex Larsson.

De este modo, reconocido en el vestuario como ‘el talismán’ del HLA Alicante al no haber perdido aún ni un solo partido desde que llegara al club, Larsson lanza un mensaje de optimismo a la afición, indicando a su vez que “queda mucho por hacer y la derrota puede llegar, por lo que deberemos estar preparados”. Así pues, con el objetivo de seguir siendo el talismán de su equipo hasta final de temporada, el pívot lucentino agradece todo el cariño recibido hasta el momento.

Comparte en las redes:

Comentarios

0