Views:
2

Alicante, a 6 de junio de 2018.- La facilidad para titular esta crónica es intrínseca a la cruda realidad. Al HLA Alicante se le apagó el ascenso a LEB Oro minutos antes de que el Pedro Ferrándiz se quedara a oscuras por un problema con el generador de la luz. El equipo alicantino cayó ante un gran Real Canoe, que venció por 62-74 por méritos propios. Los de David Varela compitieron muy bien durante los dos primeros cuartos, pero a partir del tercer sufrieron una pájara importante en ataque, mientras que su oponente vio aro con mayor acierto, quizá porque a los locales les faltó algo más de intensidad defensiva. El Lucentum fue a remolque durante prácticamente toda la segunda parte y esa circunstancia la aprovechó su adversario para decir con orgullo que ya está en la segunda categoría del básquet patrio. Lo doloroso del asunto es que el escenario era el propicio para conseguir el objetivo: 4.500 espectadores llenaron el Centro de Tecnificación para arropar a los suyos; se venía de ganar el cuarto partido con una imagen de equipo serio; y se creían en las posibilidades porque ya se había tumbado a Canoe en dos ocasiones. Pero no. Esta vez, la más importante, la dominó la formación de Miguel Ángel Aranzábal. Un colosal Tyson Pérez (29 puntos, 16 rebotes para 34 de valoración), bien secundado por Ander Martínez, Guillermo Ruiz y Chema Gil, se bastaron para noquear al cuadro lucentino.

El primer cuarto fue de tanto, si bien los visitantes llevaron la iniciativa en el marcador. Juego basado por conceptos, bloqueos directos en el dos contra dos y balones a los interiores, bastaron para empezar a desgastar al HLA, que no pudo superar a su oponente en ningún momento del cuarto. Ataques largos sin definir tiros liberados hacían farragosa la misión de ponerse por delante, a pesar de que las diferencias fueron exiguas. Finalizó el primer acto tres abajo (14-17).

La primera ventaja que tuvo el bloque alicantino fue mediado el segundo acto tras un triple de Chapela (22-21). Hubo más balones interiores a Amadou y Orion, pero no tuvieron su día cerca de la canasta, por lo que la opción del juego exterior fue más recurrente. Abrió una pequeña brecha la escuadra madrileña (27-31, m.19) después de un parcial de 0-5 de los canoístas. Una canasta de dos de Sidibe permitió al Lucentum marcharse a los vestuarios uno arriba (34-33).

Llegó a tener la franquicia lucentina cinco puntos de renta nada más arrancar el tercer periodo (45-40). Seguía costando mucho anotar, pero el hecho de verse por delante daba algo más de alas al plantel alicantino. Hasta que apareció la máquina anotadora de Canoe y con un parcial de 0-16 (45-56) empezó a resquebrajar las ilusiones lucentinas. Las soluciones para la remontada no llegaron, puesto que el quinteto de la capital de España seguía haciéndolo fácil en ataque y el de Alicante encontraba muchas dificultades para anotar. Así acabaría el tercer cuarto.

En el último parcial, el cinco de Miguel Ángel Aranzábal empezó a jugar posesiones largas (aprovechando las diferencias en el marcador) y fue abriendo más brecha (47-60, m.32). A partir de ahí todo fue un querer y no poder de los locales. Un triple de Tyson Pérez  acabó por fundir los plomos a la plantilla alicantina y al propio Centro de Tecnificación (56-70, m.38). A falta de 2’07’’ para concluir el partido el recinto del partido se fundió en negro y dejó una bonita estampa con las linternas de los móviles. Cinco minutos después se reanudó el choque sin que el Lucentum pudiera revertir la dinámica positiva de Canoe, que finalmente cantó el alirón en feudo ajeno tras eliminar al segundo clasificado, La Roda, al cuarto, Albacete, y al tercero, HLA Alicante. Enhorabuena por el éxito y suerte en LEB Oro.

HLA ALICANTE (14+20+11+17): Lobo (7), Outerbridge (12), Rivero (13), Sidibe (11) y Lafuente (3) –cinco inicial- Fernández (0), Chapela (13), Kingsley (0) y Díaz (3).

REAL CANOE (17+16+23+18): De la Rúa (6), Gil (9), Ander Martínez (11), Ruiz (11) y Pérez (29) –cinco inicial- Rubén Martínez (4), Bustillo (2), Ehigitor (0) y Herrero (2).

ÁRBITROS: Germán Morales y Mariano Palomo. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Quinto partido de la final del play-off de ascenso a LEB Oro disputado en el pabellón Pedro Ferrándiz ante 4.500 espectadores.

Comparte en las redes:

Comentarios

0