Views:
18

Adrián Fuentes Fidalgo (Málaga, 1987) es el elegido por la dirección deportiva de la Fundación Lucentum para el puesto de base. Fuentes será uno de los capitanes del equipo. Su nuevo contrato es de una temporada. Y se ha gestado gracias al gran trabajo que realizó en LEB Plata en la 2014/15. El director de juego superó los 600 minutos en pista, en los que anotó 159 puntos, repartió 80 asistencias y recuperó 39 balones. Vistió en 32 ocasiones la elástica lucentina, 24 en Liga Regular y 8 en Playoff.

Para el entrenador Kuko Cruza, el base malagueño “debe aportar intensidad, experiencia y dirección de juego. Su vivacidad le hace tocar y robar muchos balones. Además lee muy bien el juego, siempre elige el pase adecuado. Necesitamos su intensidad ofensiva y defensiva, también que transmita la tranquilidad necesaria al equipo en los momentos complicados. De Adri espero más sensaciones que números, los imponderables que las estadísticas no muestran; como su liderazgo”. Por su parte, el Vicepresidente Deportivo Miguel Médicis valora a Fuentes como un pilar básico sobre el que sostener el proyecto: “Adri aúna experiencia, amor por el baloncesto, conocimientos del juego y saber estar en los momentos difíciles. Es un líder dentro y fuera de la pista”.

Fuentes se enganchó a un balón de baloncesto a los cuatro años en el colegio San Patricio de Málaga, donde su madre dirigía el equipo de básket. Así fue progresando embelesado por la figura de Nacho Rodríguez en la cantera de Unicaja. Rodríguez cambió Unicaja por Barcelona y después aterrizó en Alicante. La presencia de Nacho en la terreta coincidió con una época dorada en lo deportivo para la afición de Lucentum. Esos días también están presentes en la memoria de Fuentes. Ahora trabaja sin descanso para seguir concediendo alegrías a la afición alicantina.

“Mi talón de Aquiles es el tiro”, reconoce. Aunque su juego no precisa de grandes actuaciones en la anotación. Fuentes, con experiencia en LEB Oro, es capaz de tomar el tempo de cualquier encuentro. Con 183 cm, es un director de juego nato. Defiende fuerte el uno contra uno. Y logra bajar o subir las revoluciones del partido para desgastar al rival. “Mi objetivo es ayudar al equipo, dentro y fuera de la pista, sobre todo ayudar a los más jóvenes”, explica.

Para el base, la clave del éxito en el básket es sencilla: “Hay que disfrutar jugando y pensar siempre en el equipo por encima de uno mismo”. Reconoce sentirse parte del proyecto de la Fundación Lucentum gracias al ambiente y “al buen sabor de boca de la pasada temporada”. Y espera de la LEB Plata 2015/16 una temporada apasionante, “una liga joven pero con mucho talento, más disputada que otros años”, cree, “mucho más interesante”.

En la temporada 2001/02 jugó en el Cadete de Unicaja S.D. Pasó a Júnior en la 2003/04. Y en la 2005/06 debutó en Liga EBA siempre bajo la tutela de Unicaja S.D. En la 2007/08 pudo jugar en LEB Plata con el C.B. Axarquía. Y un año después en LEB Oro de nuevo con Unicaja S.D. El trabajo en Oro de 2008 a 2010 le valió para debutar en ACB con Obradoiro C.A.B. en la temporada 2009/10. Después regresó a Oro, donde jugó hasta 2014 pasando por Palencia Baloncesto, Iberostar Canarias, Lobe Huesca, Planasa Navarra y Club Melilla Baloncesto. En la 2014/15 recaló en las filas de C.B. Lucentum S.A.D. Y en la presente temporada repite en Alicante para seguir aportando su baloncesto en LEB Plata.

 

Comparte en las redes:

Comentarios

0