Views:
2

Alicante, 3 de febrero de 2018.- Con un juego menos vistoso que en otras jornadas, pero, en definitiva, igual de efectivo, el HLA Alicante se impuso al Xuven Cambados por 63-59. La cuarta victoria consecutiva del equipo alicantino supone que duerma como líder provisional, a la espera del partido que jugará este sábado La Roda frente a Fundación 5+11 Baskonia.  El choque, que contó con la ausencia del capitán lucentino, Pedro Rivero, por lesión, estuvo marcado por la paridad, si bien la franquicia del Pedro Ferrándiz dilapidó una diferencia de 14 puntos en el tercer cuarto.

Aunque los primeros ataques dieron la delantera a los de casa, el quinteto gallego fue creciendo gracias a su juego interior. Iago Estévez fue una pesadilla para los pívots locales (acabó el primer cuarto con ocho puntos). Aunque las rentas fueron mínimas, la formación pontevedresa se mantuvo por delante merced al desconcierto inicial de la defensa de los alicantinos. Entre el mencionado Estévez y el flamante fichaje de Cambados, Jeff Coby, tiraron del carro anotador de su equipo para estirar diferencias (11-19, m.7). A pesar del esfuerzo de Kingsley Sam por reducir distancias (anotó varias canastas consecutivas), la formación gallega cerró el primer acto cinco arriba (18-23).

Un parcial de 7-0 para el Lucentum, algo más duro en tareas defensivas, le devolvió la iniciativa en el electrónico (25-23, m.14). A partir de ahí hubo una alternancia en el mando del encuentro, con muchos errores y precipitación en ambos aros, que estancaban los guarismos del luminoso. Un triple de Kingsley estiraba mínimamente el marcador (32-28,m.18) aunque sólo quedó  en un pequeño arranque, ya que el segundo cuarto acabaría con un +3 para el HLA Alicante (34-31).

Más enchufado, con mejores decisiones ofensivas y, sobre todo, cerrando el rebote en ambos tableros, el quinteto de Varela fue dando pasos mucho más firmes que en los dos cuartos anteriores. Un triple anotado por Lobo, otro por Chapela y un tiro libre de Tomás Fernández dio aire a los lucentinos (46-36, m.28). Aunque el juego del plantel de Varela distaba de la fluidez de otras jornadas, iba engordando sus diferencias de manera progresiva (49-37 al final del tercer perido).

El último parcial parecía ser el de la puntilla para el Lucentum, pero ocurrió todo lo contrario. Cuando los de Alicante alcanzaron una máxima de 14 puntos (52-38, m.32) llegó la reacción del cinco de Chiqui Barros. Un parcial de 0-9 apretó el partido debido, en gran medida, a la defensa zonal 2-3 que implantó Xuven, que se le atragantó a su oponente. A pesar de que los hombres grandes de la escuadra pontevedresa estaban cargados con cuatro faltas (Estévez, Coby y Saunders), los visitantes siguieron recortando diferencias cerrando un parcial de 2-17 para ponerse por delante (54-55, m.38). Los últimos minutos del envite volvieron a tener desconcierto, balones perdidos y tiros libres para ambas formaciones. En ésas, el grupo lucentino se llevó la mejor parte. En el próximo partido, el HLA Alicante visita la pista de Aceitunas Fragata Morón (sábado 10 de febrero, a las 18 horas).

 

HLA ALICANTE (18+16+15+14): Chapela (10), Lobo (7), Outerbridge (8), Sidibe (8) y Lafuente (5) –cinco inicial- Fernández (3), Kingsley (15), Díaz (3) y Grossenbacher (4).

XUVEN CAMBADOS CIDADE DO VIÑO (23+8+6+22): Saunders (10), Estévez (10), Coby (11), Orellano (7) y Sevillano (2) –cinco inicial- Barros (12), Poyatos (0) y Villarejo (7).

ÁRBITROS: Nicolás Murillo Khon y Juan Alberto Pinela García. Eliminaron por cinco faltas a Jeff Coby.

INCIDENCIAS: partido disputado en el pabellón Pedro Ferrándiz ante 500 espectadores. El club dedicó la acción solidaria a la lucha contra el cáncer y rindió homenaje al nadador Jorge Crivillés.

 

 

 

Foto: José Fco. Martínez

Comparte en las redes:

Comentarios

0