Views:
21
Russell Byrd

Russell Byrd, 6 de mayo de 2015 / Fotografía de Ravell Call, Deseret News

La Fundación Lucentum Alicante ficha a Russell Byrd

Russell Byrd ha crecido con el baloncesto en la sangre. Nacido en Santa Clarita (California) en 1992, este alero de 2.03 metros fue elegido en 2009 entre los 30 participantes de la Nike Global Challenge. En 2010, con su instituto de Blackhawk Christian promedió 19.1 puntos, 8.3 rebotes y 3.2 asistencias, números que le valieron para ser reconocido como el mejor jugador del noreste del estado de Indiana. Un año después mejoró sus registros con 23.2 puntos por partido y 10.2 rebotes. Una inorportuna lesión en un pie cortó su progresión. En la temporada 2011/12 entró en la Michigan State University para vestir los colores de los Spartans. Una camiseta que antes habían sudado jugadores como Magic Johnson, Draymond Green, Zach Randolph y Jason Richardson. Byrd se hizo con la capitanía de los Spartans. Y compitió en NCAA hasta 2014. En 2015 hizo sesiones de workouts con Utah Jazz para probar suerte en la NBA. Ahora llega a Alicante. La Fundación Lucentum es su puerta de entrada a Europa.

«A Byrd le voy a pedir desequilibrio, anotación, sacrificio y compromiso«, dice Kuko Cruza. El técnico espera mucho de un alero al que define como tirador puro: «Además de por sus cualidades como tirador, puede actuar tanto de escolta como de alero gracias a su habilidad en el dribling lo que le permite generarse sus propios tiros. Es un jugador listo, generoso y agresivo en su juego que viene para ser una amenaza y también una referencia a nivel ofensivo». Calidad y talento al servicio del equipo.

Miguel Médicis, Vicepresidente Deportivo de la FLBA, alaba el fichaje de Byrd por sus condiciones de líder. «Es un jugador llamado a dar un plus cuando nos juguemos cosas importantes«, dice. En los momentos calientes, Byrd es el hombre. Además, explica Médicis, «refuerza el rebote exterior, una de las carencias«.

Byrd aterriza en Alicante con el beneplácito del cuerpo técnico porque a su talento como jugador se suma una calidad humana excepcional. Para Cruza, esto es esencial: «Buscamos buenos jugadores en la pista, pero también buenas personas en el día a día». El vestuario de la FLBA se caracteriza por un ambiente sano, de compañerismo y unidad, que rema en un sentido. Por ello el técnico lucentino afirma que Byrd encontrará un grupo de personas entregado, dispuestos a facilitar una rápida integración para explotar sus cualidades por el bien del grupo.

Comparte en las redes:

Comentarios

0