Deporte y Empresa

A lo largo del tiempo, el mundo de la empresa ha seguido muy de cerca la práctica deportiva, aprendiendo de sus éxitos, sus fracasos, sus métodos, la lucha por la conquista de metas y la superación constante ante los retos de deportistas y equipos.

 

En la actualidad, en este escenario convulso, en movimiento permanente y donde los viejos paradigmas han dado lugar a un escenario donde la única constante es el cambio, el factor humano se torna nuclear para construir organizaciones que no sólo pervivan en el tiempo, obtengan resultados, sean competitivas y sepan adaptarse continuamente, sino donde la satisfacción de los equipos de trabajo, su nivel de motivación y compromiso con el proyecto de la organización sea el principal motor para su éxito y sostenibilidad.

 

Las organizaciones saludables se ocupan, no sólo de ser competitivas, rentables e innovadoras, si no de potenciar el talento de sus equipos, fomentar el liderazgo, la proactividad y elevar la satisfacción de su cliente interno y externo.
Para ello, contar con estrategias, técnicas, recursos y modelos de gestión del talento deportivo, del esfuerzo hacia metas motivadoras, del compromiso con el equipo, o la ambición de conquistar cimas cada vez mas altas, la formación de la plantilla y la directiva será una acción clave.
Potenciar actitudes para gestionar el capital humano, es la variable diferenciadora. La relación que se establezca entre ellas, los procesos de comunicación, el clima laboral o la gestión de las emociones, junto con el dominio de competencias clave, es el mejor medio para hacer aflorar talentos, resultados, crecimiento y evolución en el escenario profesional.

“¿Cuál es el verdadero juego?. Es un juego en el que el corazón se divierte. Un juego en el que tú te diviertes. Un juego que vas a ganar.” 

Prem Rawat